Proveedor_de_paneles_solares

La Importancia del Proveedor: Cuando lo Barato Sale Caro

Aprovechando que estamos en temporada de Halloween, nos parece el momento ideal para compartir una pequeña historia de miedo, con algunos sustos en el camino, aunque con un final feliz. En 2020, vivimos un caso que ejemplifica una valiosa lección: la elección de un proveedor confiable es esencial en el mundo de la energía solar. Así que preparate para un relato que te hará pensarlo dos veces antes de optar por el proveedor más económico.

Llegó una vez un cliente con nosotros, estaba entusiasmado porque se había decidido por instalar paneles solares. Aquí, en KB Solar, le preparamos y estábamos listos para ofrecerle una propuesta sólida. Sin embargo, en ese momento, el cliente decidió buscar alternativas más económicas y no consideró nuestra oferta.

Puede que en ese momento pareciera una decisión inteligente en términos de ahorro inicial, pero lo que el cliente no se imaginaba es que a largo plazo sería la causa de sus pesadillas.

Hace unos meses, el mismo cliente regresó, pero esta vez no estaba contento. Nos buscó enojado, reclamándonos que los paneles que habíamos instalado no estaban funcionando en lo absoluto, y que inclusive estaba pagando más de lo que pagaba antes. La situación era desalentadora, pero nosotros estábamos dispuestos a ayudar. Le explicamos que se estaba confundiendo, que nosotros no le habíamos instalado esos paneles, y que lamentablemente en ese momento, él no había considerado nuestra propuesta y había optado por un proveedor distinto.

El cliente recapacitó, se dio cuenta de su confusión y desilusionado nos comentó que el proveedor, tras haber recibido su dinero, había desaparecido por completo, no había recibido ningún soporte técnico por parte de ellos y no lo lograba contactar por ningún medio, se había convertido en un fantasma…

Fuimos a ver la instalación, y como nos lo imaginábamos, era un desastre, los paneles estaban mal instalados, ni los paneles ni el inversor tenían marca, lo que significaba que no tendrían garantía alguna, inclusive nos encontramos con que uno de los paneles estaba quemado, nunca habíamos visto algo así.

Era evidente que todo debía ser reconfigurado y adicional se debían colocar más paneles. Preparamos una nueva propuesta contemplando un nuevo inversor y 18 paneles adicionales. Afortunadamente, el cliente aceptó nuestra propuesta, consciente de que ahora contaría con una instalación confiable y equipos de calidad. Ahora, el cliente contaría con 25 años de garantía en sus paneles, y 10 años de garantía en la estructura y el inversor.

Hoy, ese cliente finalmente está viendo los beneficios de la energía solar y disfrutando del ahorro prometido. Pero su historia sirve como un recordatorio importante: cuando optas por lo más barato, a menudo sacrificas la calidad, el soporte y las garantías que un proveedor confiable puede ofrecer. En este caso, a final de cuentas el cliente tuvo que realizar dos inversiones, y terminó gastando más de lo que hubiera gastado en un principio. Lo barato sale caro.

Como este caso hay muchos, nos hemos encontrado con múltiples historias de terror. Y nos hemos dado cuenta de algo: cuando se instala algo barato, es porque algo se está dejando de poner o de hacer.

Es importante, si queremos evitar tragedias de este tipo, asegurarse que el proveedor que estamos contratando es de confianza. En KB Solar, nos aseguramos de realizar instalaciones de calidad, garantizamos estructuras solidas con aluminio y tornillería inoxidable, utilizamos cable solar resistente a la intemperie, y cajas de conexión y tubería Coduit para mayor seguridad. Además, contamos con personal certificado por CONOCER para el diseño e instalación de sistemas fotovoltaicos en residencia, comercio e industria. Así que puedes estar tranquilo de que nuestras instalaciones no te sacarán ningún susto.

Compartir:

Explora más Artículos...